Acompañar solo con la presencia.

13 SEPTIEMBRE 2021

TERAPIA ENERGÉTICA-ESPIRITUAL

Cuando vemos a alguien cercano pasarlo mal, sufrir o vemos desde fuera claramente con objetividad que hay cosas que creemos que no hace bien y es el motivo de sus bloqueos, de su  malestar, lo primero que nos sale es hacerselo ver.Sobretodo si esa persona es muy importante en nuestra vida.

Esto que en principio parece ser lo adecuado, lo correcto, la mayoria de las veces no solo no lo es, sino que es contraprudecente, tanto para la persona que intentamos ayudar, como para nosotros mismos.

Tenemos que comprender,que la persona que creemos que tenemos que ayudar, está en su proceso, que es perfecto y que es ella, y exclusivamente ella, la que tiene que salir de ahi, porque es su aprendizaje y no el nuestro. Además,  nuestra forma de ayudarle está sesgada por nuestra personalidad, nuestros valores, creencias y formas de pensar, que no tienen porqué ser las suyas.

Por nuestra parte, supone un desgaste energético innecesario, poner nuestra energia en el otro, en que cambie, en hacerle ver cosas para lo que no está preparado, o simplemente que no forman parte de su experiencia de vida.

Pero entonces...¿Cúal es la manera de ayudar al otro sin nuestra intervención? Pues muy facil de explicar pero muy dificil de llevar a cabo, porque nuestra mente se resiste a ello.

Uno de los mayores actos de respeto y amor por otro ser humano,  es respetar su proceso, sus lecciones y sus aprendizajes. Hay que seguir simplemente el principio de no intervención, que postula que solo podrás ayudar a otro ser si el te lo pide, y que mientras tanto,lo único que puedes hacer es "SER", con tu presencia sin juicio, ya que es poderosamente sanadora.

Deberiamos meditar esto y comenzar asi a  actuar desde nuestra consciencia, en lugar desde nuestra mente humana.

Para ver este contenido debe aceptar cookies.